domingo, julio 29 2018


Capilla de Adoracion del Santisimo

Autor: Fatimo Garcia


La exposición del Santísimo es de lunes a sábado después de la misa de 8AM hasta las 10PM. Necesitamos adoradores para cada una de las horas. Para registrarse y comprometerse regularmente, todas las semanas, a una Hora Santa en compañía de Nuestro Señor, por favor comuníquese con Fátimo García, coordinador a fatimo@corpuschristimiami.org o llamando a la oficina parroquial.




domingo, julio 29 2018


Message from the Pastor

Autor: Fatimo Garcia


The gospel story today could seem some fantastic scene from two thousand years ago, but it is perfectly applicable in our day. There were about five thousand people on a field, far from a city. They were all so taken by the goodness and power of that mysterious man called Jesus that they hadn’t thought about eating! But they were hungry. The Lord had pity on them and wanted to use a marvelous sign by multiplying the bread and thus satisfying their need. The apostles start to distribute a few loaves, yet the baskets are never emptied. As they eat, the people become enthusiastic at seeing the miracle and think that this is a good time to proclaim Jesus king. The fact that this man is interested in their human needs means a lot to them. And that is precisely the lesson Jesus wishes to impart. The multiplication of the loaves isn’t so much a trick of magic to impress some. It is a sign of God’s care for us. God wants us Christians to use our hands to do the miracle of helping others. Every time we share bread, we repeat the miracle.




domingo, julio 29 2018


Mensaje del Parroco



La escena que nos presenta hoy el relato evangélico nos puede parecer una escena fantástica de hace dos mil años, pero que tiene perfecta aplicación a nuestros días. Había como cinco mil personas sobre un campo, distantes de la ciudad. Todos estaban tan fascinados por la bondad y el poder de aquel hombre misterioso al que llamaban Jesús que no habían pensado en comer. Pero tenían hambre. El Señor tuvo compasión y quiso emplear un signo maravilloso: multiplicar el pan y así saciarlos. Los apóstoles comienzan a repartir unos pocos panes y los canastos nunca quedan vacíos. La gente, mientras come, se entusiasma con el milagro y piensan que ese es el momento de proclamar rey a Jesús. Para ellos significa mucho el que ese hombre se interese por sus necesidades humanas. Esa es precisamente la lección que Jesús les quiere dar. La multiplicación de los panes no es tanto una exhibición de magia para impresionar. Es un signo del cuidado que Dios tiene por nosotros. Dios quiere que los cristianos hagamos con nuestras manos el milagro de ayudar a otros. Cada vez que compartimos el pan estamos repitiendo el milagro






VATICANO, 25 Jul. 18 (ACI Prensa).- La Santa Sede conmemorará los seis años de Pontificado del Papa Francisco, que se cumplirán el 13 de marzo de 2019, con la emisión de una medalla que se podrá adquirir a partir de este jueves 26 de julio en la Librería Editrice Vaticana.

La medalla del VI Año del Pontificado de Su Santidad Francisco, como se dominará la emisión de forma oficial, tendrá por su cara principal una paloma desde la que surgen haces de luces concéntricas que iluminan el escudo papal representando de forma simbólica los dones que el Espíritu Santo entrega a la Iglesia.

En el reverso de la medalla, en su parte superior, figura el triunfo de la paz representado con una rama de olivo y el abrazo de la Madre al Niño. Por el contrario, en la zona inferior del reverso, aparece una valla de espinos metálicos, símbolo de opresión y violencia, representando de ese modo la guerra.

Dividiendo ambas escenas, paz y guerra, se alza la tradicional flor de la amapola, símbolo de los caídos en la guerra. Bordeando todo el reverso se puede leer la frase “Nada se pierde con la paz. Todo puede perderse con la guerra”, pronunciada el 24 de agosto de 1939 por el Papa Pío XII en un mensaje de radio.

De esta manera, se intenta transmitir la idea de que, un siglo después de finalizar la Primera Guerra Mundial, la elección entre paz y guerra todavía resulta dramáticamente actual.

Por último, en el borde de la manera figura la inscripción: “E Civitate Vaticana”, junto con el número de la medalla. Cada ejemplar está acompañado de un certificado de garantía, enumerado y con sello de la Secretaría de Estado y del Instituto Poligráfico y la Casa de la Moneda del Estado Italiano.




miércoles, julio 25 2018


Mensaje del Párroco



En el mensaje bíblico que leemos este fin de semana, las lecturas comparan al líder de la comunidad con un pastor de ovejas. Y no es fácil ser pastor. En la primera lectura el profeta Jeremías interpela a los malos pastores; corrige a los líderes falsos de su época que destruyen el pueblo porque no tienen amor. Por tanto, el profeta anuncia la llegada del Mesías, el buen pastor. En la segunda lectura san Pablo describe detalladamente el ejemplo supremo de Cristo que juntó de nuevo las ovejas dispersas. Cristo el buen pastor nos enseña que el líder verdadero ha de pensar primero en las necesidades del pueblo y no en sí mismo. Jesús no exige de nosotros cosas que El mismo no ha realizado. Jesucristo no solo fue el buen pastor sino que continúa siéndolo en nuestros días por medio de su evangelio. Su presencia en medio de la Iglesia y entre nosotros, nos llama continuamente a ser Sus colaboradores en la obra de la salvación, en la obra de cambiar al mundo. Nos llama a trabajar en la obra del buen pastor, conformar un solo rebaño.




miércoles, julio 25 2018


Message from the Pastor



The biblical message in this weekend’s readings compares the leader of the community with a shepherd. And being a shepherd is not easy. In the first reading, the prophet Jeremiah addresses the bad shepherds; he corrects the false leaders of his time who destroy the people because they have no love for them. For this reason the prophet announces the coming of the Messiah, the good shepherd. In the second reading, St. Paul describes in detail the supreme example of Christ, who gathered together the scattered sheep. Christ the good shepherd teaches us that the true leader must think first about the people’s needs rather than on himself. Jesus does not demand of us anything that He hasn’t done first. Jesus Christ not only was the good shepherd, but continues to be the best leader through His gospel. His presence in the midst of the Church and among us, continually calls us to cooperate with Him in the work of salvation, in changing the world. He calls us to the task of the good shepherd, to form only one flock.




© 2018 Corpus Christi Miami. All rights reserved